miércoles, 19 de septiembre de 2007

Como disfrutar ir al supermercado

Odio ir al supermercado... Lo detesto. Siempre entro a comprar dos vinos y termino gastando la mitad del aguinaldo... que todavía no cobré. Los otros días, no se porque, pero no tuve mas remedio que entrar a uno de estos enormes Super, de esos donde podés encontrar desde un escarbadientes a la dentadura postiza para la nona.
Obnubilado por la inmensidad del mismo, comencé a imaginar que cosas podemos hacer en un lugar como este, que parece el ideal para liberar las tensiones producidas por los aumentos de precios y más ahora que estoy poco ocupado y el ocio abunda casi hasta molestar.
Con la colaboración de algunos amigos que encontré en el camino, volví a confeccionar una nueva lista, que voy a cambiar por la que me va a dar mi señora, demostrando que a veces y sólo a veces, yo también mando.


INSTRUCCIONES PARA DISFRUTAR DE SU ESTADÍA EN EL SUPERMERCADO.


1 ) Consiga varias cajas de forros y colóquelas al azar en los changos de la gente cuando no miren( victimas preferidas: Hombres con la lista hecha por la mujer en mano, Chicos que le llevan el carrito a las madres y viejos con el changuito propio, donde se colocara la caja más grande, además de un inmenso pote de vaselina y dos zanahorias gigantes)

2 ) Programe todos los despertadores de la sección hogar para que suenen cada cinco minutos, podrá incluir radio relojes y algún Cu-cu que encuentre a su paso.

3 ) Deje un rastro de salsa de tomate en el suelo camino a los baños, no está de más, si su perversión es la suficiente, tirar el brazo de una muñeca asomando apenas por debajo de la góndola

4 ) Acérquese a un empleado y dígale en tono serio: "Código F en Damas” Observe su reacción, por las dudas verifique que ni su hija ni su esposa estén ahí.

5 ) Mientras mira fijo los cuchillos pregúntele a la empleada si sabe donde están los antidepresivos, las palas y las bolsas grandes de consorcio.

6 ) Escóndase en los percheros y cuando la gente este revisando y revolviendo la ropa salga gritando: "ELEGIME A Miiiiiiii, LLEVAME CON VOOOSS!!!".

7 ) Espere un aviso por parlantes, colóquese en posición fetal mientras grita tomándose la cabeza:"OTRA VEZ LAS VOCES... OTRA VEZ LAS VOCES!!!!".

8) Agarre una bolsa ( o las que quiera) de maíz pisingallo (las que sirven para hacer pochoclos), vaya a la sección de electrodomésticos, póngalas en el microondas y lo prográmelo en 10 minutos. Una vez sentado comprobará usted mismo cuanto tardan en estar listos.

Si está con tiempo, esperé unos minutos para ver como un pelotón de empleados barren las montañas de pochoclos que quedaron en el lugar y si explota el microndas por el abuso


9) Si la de los despertadores no le gusto, suba el volumen de todos los equipos de música encendidos y de paso póngalos todos en sintonía distinta.

10) Cambie el video donde se sientan decenas de chicos a mirar BUSCANDO A NEMO o el REY LEÓN, por MARTES13 (cualquiera), LA CICCIOLINA SE DIVIERTE MIENTRAS SE DEPILA o la versión extendida en DVD de LA VIDA ES UN AFORISMO de José Narowsky.

11) Avisar que todo aquel que se acerque con la camisa manchada con grasa del carrito, será acreedor a diez kilos de jabón en polvo, pero para hacerse acreedor al premio, primero hay que encontrar a Fabián Gianola que esta disfrazado de repositor de carne.

12 ) Metase en un probador y grite muy alto : NO HAY PAPEL HIGIENICO!! Alguién que me ayude!!!


No se si con esto desminuirá en algo su bronca por ver que todo esta más caro que hace cinco minutos en esa misma góndola, pero tal vez, lo ayude a pasar mejor el mal rato que le produce tener que pagar y además darse cuenta que su mujer le lleno el carrito de un montón de cremas, boludeces y demás ungüentos que harán explotar su botiquín y lo que es peor; seguro tendrá que volver muy, pero muy pronto en una nueva recorrida por ese mismo lugar y no voy a estar yo para ayudarlo.